¿Cuál es el deporte mas adecuado para mi ?

30 Septiembre, 2015

Desde hace largo tiempo se sabe que la práctica regular de deporte  produce numerosos beneficios para la salud, tanto a nivel físico como psicológico. Por una parte mejora el sistema cardiovascular, aumenta la masa muscular y mejora el estado físico, y por otra parte favorece la liberación de endorfinas, neurotransmisores del placer, que provocan en el deportista sensación de bienestar, mejorando su estado de ánimo.

Por otro lado, debido a las características de cada deporte, cabe pensar que algunos deportes  pueden estar más indicados que otros en función de las particularidades individuales del deportista.

En este artículo vamos a ver los beneficios y los perjuicios de los cinco deportes más practicados en España: la natación, el fútbol, el aeróbic, la bicicleta de montaña (mountain bike) y la carrera (running).

 

NATACIÓN: “El deporte más completo”.

 

¿Para qué es bueno?

La natación es un deporte de trabajo mixto (aeróbico y anaeróbico), donde podemos regular la intensidad del ejercicio y recomendado para todas las edades.

Es un deporte muy completo con el que se trabajan la mayoría de los grupos musculares, desarrolla la resistencia física y ejercita el aparato respiratorio de forma armoniosa.

Es un deporte perfecto para personas con patología articular, especialmente de los miembros inferiores (caderas, rodillas y tobillos), pues al realizar el ejercicio en descarga las articulaciones trabajan sin tener que soportar el peso corporal.

¿Cuándo puede ser perjudicial?

La natación no está recomendada para aquellas personas con patologías respiratorias, tipo bronquitis o crisis asmáticas, patologías otorrinolaringológicas (anginas, faringitis, otitis, sinusitis) y patologías cutáneas como los eczemas.

Hay que tener cuidado si se padece patología de la columna vertebral con los estilos mariposa, crol y braza, siendo por el contrario muy beneficioso para ello nadar a estilo espalda.

Si se practica natación de forma intensiva puede afectar a algunas articulaciones como el hombro o provocar tendinitis.

 

FÚTBOL: “Deporte de masas”.

 

¿Para qué es bueno?

El fútbol es un deporte muy intenso, donde se combinan aceleraciones-deceleraciones, saltos, cambios de dirección…, por lo que más recomendable para gente joven.

El trabajo es mixto, aeróbico y anaeróbico. Aumenta la masa muscular y la capacidad cardiorespiratoria, y mejora el equilibrio (centro de gravedad).

Puede prevenir enfermedades óseas aumentando la densidad ósea por el estímulo de la carga.

Por último se ha demostrado que mejora la relación de grupo y ayuda a expresar las emociones especialmente en los hombres.

¿Cuándo puede ser perjudicial?

Al ser un ejercicio muy intenso es un deporte recomendado para personas menores de 50 años. Las personas de más edad que lo practiquen deben hacerse un examen cardiológico previo a su práctica.

No es recomendable su práctica en personas con patología articular de miembros inferiores.

Debido a que es un deporte de contacto con traumatismos con frecuencia de alta energía son frecuentes las lesiones. Estas pueden ser leves como tendinitis, distensiones o contusiones, o graves como fracturas. Las articulaciones más frecuentemente afectadas son las rodillas (lesiones meniscales o ligamentosas) y los tobillos.

Una patología específica del fútbol es la osteopatía dinámica de pubis, provocada por un desequilibrio de la musculatura del tronco y miembros inferiores.

 

AERÓBIC: “Divertirse haciendo ejercicio”.

 

¿Para qué es bueno?

El aeróbic es un ejercicio fundamentalmente aeróbico con claros beneficios cardiovasculares, disminuye la frecuencia cardiaca, aumenta la capacidad cardiaca y previene las enfermedades cardiológicas.

Además mejora el tono muscular, la movilidad de las articulaciones, la resistencia y elasticidad y mejora la calidad ósea.

Al quemar calorías previene la obesidad.

¿Cuándo puede ser perjudicial?

No recomendable en personas con artrosis en rodillas y caderas, pues el impacto sobre dichas articulaciones empeoraría el proceso.

Se debe tener especial cuidado en el caso de mujeres embarazadas, niños o personas con alguna lesión. En estos casos serían necesarias clases específicas con especial control por el monitor.

 

MOUNTAIN BIKE (BICICLETA DE MONTAÑA): “Deporte y naturaleza”.

 

¿Para qué es bueno?

 Es un deporte de trabajo mixto, aeróbico y sobretodo anaeróbico. Al igual que pasa con el fútbol es intenso y por tanto aconsejable para gente joven.

Tonifica la musculatura y ayuda a quemar calorías. Ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio.

Aumenta la capacidad respiratoria y mejora el sistema inmunitario.

Debido a su entorno fomenta el respeto por la naturaleza.

¿Cuándo puede ser perjudicial?

Puede no ser recomendable en personas con patología articular dependiendo de la intensidad y del recorrido que se realiza.

Como consecuencia de la irregularidad del terreno son frecuentes las caídas, pudiéndose producir desde contusiones y heridas hasta fracturas (clavícula, húmero, radio), así como lesiones ligamentosas del primer dedo de la mano.

CARRERA: “La fiebre del running”.

 

¿Para qué es bueno?

Cuando vamos a correr realizamos un ejercicio fundamentalmente aeróbico, perfecto para aumentar el volumen cardiaco de forma progresiva y mejora la circulación sanguínea.

Además fortalece la musculatura y los huesos de los miembros inferiores, previniendo la osteoporosis. Ayuda a quemar calorías y a perder peso de forma controlada.

Como consecuencia de todos estos beneficios reduce el riesgo de ciertas enfermedades como la hipertensión arterial, diabetes tipo 2, obesidad, enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales.

¿Cuándo puede ser perjudicial?

No todas las personas responden igual a ésta actividad. Es recomendable la utilización de un pulsómetro para conocer los límites del cuerpo y mejorar el rendimiento.

Puede ser perjudicial para personas con lesiones articulares de rodilla y caderas por el impacto.

La falta de costumbre y no realizar adecuadamente el calentamiento previo o los estiramientos posteriores puede dar lugar a lesiones como la fascitis plantar, tendinitis aquílea, lesiones fibrilares musculares o bursitis.

En personas que lo practican con mayor intensidad pueden a parecer lesiones como las fracturas de estrés por el ejercicio repetido.

Publicada en Artículos por Alfonso del Corral | Etiquetas: , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies